La superficie MIS B+ cuenta con un componente biológico, que da como resultado una osteointegración efectiva a largo plazo. Una capa mono-molecular de multi fosfonatos está permanentemente unida a la superficie del implante y el cuerpo la percibe como similar a un hueso.Esta tecnología ha demostrado clínicamente que da como resultado un crecimiento óseo visible directamente en la superficie del nuestros  implantes dentales.

Sus características promueven un mejor rendimiento clínico con la posibilidad de una carga más temprana, una mejor conservación de los niveles óseos alrededor del implante dental y una supervivencia mayor a largo plazo, incluso en pacientes con situaciones comprometidas.

Las moléculas de B+ se unen químicamente a la superficie del implante, creando una superficie hidrofílica que permanece estable durante toda la vida útil del implante.

Las características de la superficie MIS B+ proporcionan una mejor cicatrización ósea e integración de los implantes dentales. Las moléculas fosfonadas han demostrado una gran estabilidad en términos de degradación química y enzimática.

Estas propiedades evitan que las moléculas se desprendan de la superficie del implante, proporcionando la unión del hueso a lo largo de cada ciclo sucesivo de remodelación ósea.

La superficie B+  rica en fosfonato imita a uno de los principales componentes del hueso, proporcionando un entorno significativamente más favorable para la integración de implantes.

También se ha observado que acelera el proceso de cicatrización, elimina el “micro gap” entre el hueso y la superficie del implante, y aumenta la fijación del implante en el hueso.

Superficie MIS B+:

*Todos los campos son obligatorios.

Comments (5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.